lunes, 2 de mayo de 2016

"La Málaga del #postureo"

No me gusta el #postureo y menos la gente que  posturea por devoción y por deporte. No me gusta ese tipo de personajillos que tenemos  en nuestra capital, que cuando ven a un famoso, conocido o simplemente que destaca en un mundillo y  móvil en mano, se acercan y sin el más mínimo pudor, se retratan como amigos de toda la vida y en cero coma, ya está la fotito de marras en redes sociales, con cientos de likes y comentarios de lo más patéticos. Está bien en ciertas ocasiones, pero como deporte, me parece, un fenómeno surgido a la par de esta generación de teléfonos móviles, de redes sociales y de crisis de valores y de identidad.

Recuerdo una imagen que se me quedo grabada de un torero que era entrevistado por una unidad móvil de una emisora de radio. Un señor, con menos clase que educación, no tuvo reparos en apartar al reportero, que estaba haciendo su trabajo, para hacerse la foto con el torero, de apellido Rivera.

Me imagino que en este Festival de Málaga de Cine Español, y de la serie de televisión habrá habido de lo mismo, yo me he permitido el lujo de no ir, porque para ir tienen que pagar mi trabajo como fotógrafo y como en esta bendita tierra, se acostumbra a pagar poco o nada y exigir el oro y el moro. No he "echado" ninguna foto, ¿por qué? por dignidad.

Por lo que me han dicho, no ha habido mucha diferencia entre otras ediciones, con las mismas fotos de recursos del selfie del guapo de turno con las niñas al borde del desmayo, mucha horas de espera y poco alimento, poquita agua y mucho sol.

Esta es Málaga, de reseca del Festival y haciendo planes para la Noche en Blanco, que cada vez deja más a cuadros. O que cada vez nos deja más en blanco.Por qué quieren disfrazarlo de cultura, cuando de ella hay un tanto por ciento mínimo.

Es ver los anunciado, que una votación popular ha decido que sea "La noche de las estrellas" he tenido que buscar Almax para poder digerirlo.

Que mezclen en la misma coctelera a casso, Antonio Banderas, María Zambrano, Carlos Álvarez, María Victoria Atencia, Dani Rovira, Amparo Ruiz de Luna, Elphomega, María Peláez o Victoria Kent, con los personajes anónimos entre los que humildemente yo me encuentro, me parece  arriesgar mucho y posturear demasiado. 

Aunque me vais a perdonar pero el #postureo mayor, el postureo universal de una ciudad entera es Picasso, vender Picasso, que nació en Málaga por casualidad, se bautizó en la Iglesia de Santiago, que era la que le pillaba más cerca a sus padres y porque a él lo pillaron que no podía salir corriendo, porque a ateo no le ganaba nadie.

El mayor error de Málaga y el pistoletazo de salida de una estrella, de una universalidad postiza, ya que el genio de bronce sentado en la plaza de la Merced, con esa edad que aparenta, no se hubiese sentado nunca, porque a su ciudad, no la quería ni en pintura. Ese es el postureo de Málaga, cierto que atrae a muchos turistas, pero por favor, que hay más genios en Málaga. Y me entristece que vivamos de Pablo Picasso, no, me niego a llevarlo como abanderado de mi ciudad.

Menos es Más, decía Chanel y que bonito es el anonimato, escondido tras tu verdadero nombre y no en seudónimos, ni caretas. Que bonito es decir lo que se piensa, respetando. Eso no es postureo, es una postura ante la vida, la que me enseñaron de pequeño, dejado  seguir el camino del postureo, al que quiera seguirlo, pronto se dará contra el muro de la verdad y verá las estrellas, no de La Noche en Blanco, sino la de la realidad.
Y entre medias se presenta la Pasarela Larios, que cada vez parece tener más metros y a un patrocinador nuevo, Rivera del Duero. Con la de vinos que tenemos en esta tierra. Ellos sabrán. Hasta la próxima

@jcebreros20
la foto es de Ursula Corbero






No hay comentarios:

Publicar un comentario