domingo, 17 de abril de 2016

"Del buen gusto y la clase a la falta de respeto y el ridículo en #MálagaCrea"

Estamos atravesando un época, marcada por la crisis de identidad, económica, social, religiosa, y por qué no decirlo, personales, donde cualquier cosa vale, no porque sean válidas, sino por el pasotismo que nos atrapa. Nos lo tragamos todo, creemos que todo es lícito y que todo va a ser aceptado.

En Francia Charlie Hebdo, traspasó la linea roja que divide, el humor, el sentido del humor, de la blasfemia y atentar contra los sentimientos religiosos. El resultado, fueron unos atentados en París, por miembros de DAESH. Todos fuimos Charlie, menos unos cuantos, que condenamos el atentado pero que no estábamos en nada de acuerdo con la linea editorial de esa revista, a la que se le va la mano con la falta de respeto hacia la religión.

Ayer me tocó ir a #malagacrea Moda, donde se ponían de largo la savia nueva de los diseñadores de nuestra ciudad.  
Ropa de baño, vestidos de flamenca, alta costura, muy alta, transparencias, modelos de sobresaliente, modelos de notable. Chicas a las que parecía que el vestido estaba hecho a medida, hasta ahí todo mas o menos normal.


Sale la presentadora, anuncia al siguiente artista, como cofrade, amante de la Semana Santa, hermano de una cofradía señera en la Semana Santa, de tronío y de Jueves Santo, de esos Jueves santos, añejos de peineta y rosario. De traje azul oscuro y gomina. De visita a los Monumentos y olor a agua de colonia. 


Este artista, joven diseñador, me imagino que muy joven, con una puesta en escena a los sones de las marchas procesionales, desde el primer modelito con peineta ya prometía, los vestidos en la misma linea de mujer que se viste un Jueves Santo, terminaron en una perfomance, donde una chica, en lo que se supone que era un vestido en forma de trono de Virgen, con los pétalos de flores en el manto y su marcha procesional, se transformó, como los pasteles de las despedidas de sortero americanas,  donde salia una chica en bikini, en una chica con lencería fina, porque llevaba encajes. Venir al caso no venía, provocar, más bien y que mi post semanal, lo dedique al buen gusto y al respeto a la religión y a la Semana Santa

Los que estábamos allí presentes nos salíamos de nuestro asombro, cuando el artista , salía tocado con una corona de espinas de diseño unos aros en la oreja y el rosario en el cuello, acompañado por la chica en lencería

No dudo que sean un gran cofrade, pero si de su buen gusto y de que con sus diseños semanasanteros aporten algo a la Semana Santa de Málaga, de la que parece estar muy orgulloso. Pues no, parece que a la Semana Santa, al Catolicismo, se le puede hacer todo tipo de parodias y reinvenciones la vista en  #málagacrea. Dudo mucho, que tuviese buena crítica en otras ciudades andaluzas.

Lo que si dudo y afirmo que no tendría el suficiente valor para hacerlo con otras religiones y otras costumbres.

Ojo, no nos quedemos con esta pantomima, ayer se vió mucha clase y muy buen gusto y elegancia en unos jóvenes diseñadores, que prometen darnos muchas alegrías en Málaga.



1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar