jueves, 10 de noviembre de 2016

"Calendario Rosa de mujeres que luchan contra el Cáncer de Mama"

Cada vez se llama menos por teléfono, a no ser que sea para recordarte que tienes que hacer una revisión del gas, o si quieres contratar un seguro de hogar. Por eso usamos los Whatsapps, cada vez más conseguido. Y el que creo que ha sido uno de los mejores inventos de la segunda década de este siglo XXI. 
Por el mes de febrero, un mes con unas temperaturas que invitaban a ir en mangas de camisa, cuando recibí un mensaje de una amiga a la que habia perdido la pista. Chiki Anarte, me necesitaba para un proyecto.

Nos llamamos por teléfono, quedamos y me dijo que contaba conmigo para hacer el calendario de la ASAMMA, Asociación de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama, las del lazo rosa, las luchadoras, las que tienen que lidiar con sesiones de quimioterapia, radioterapia, operaciones, revisiones y un rosario que las acompañará el resto de sus días. Uno de los tumores malignos  peores que existen y que también pueden padecer los hombres, en un bajo porcentaje.

Yo dije que si, pero desde ese momento que  me comprometí con estas luchadoras, el escalofrío de la responsabilidad y el respeto recorrió mi espalda. Fuí a la asociación, tuvimos una pequeña toma de contacto,  con la realidad al fin a al cabo y enseguida me enganché al proyecto. Me enseñaron calendarios de otros años y rapidamente, supe que tenia que dejar mi sello en la fotografías, mi impronta, mi manera de ver la fotografía y mandar un mensaje de  esperanza, la unión que hace la fuerza, la alegría y la actitud positiva ante la enfermedad.

Nos pusimos a trabajar sobre las actividades de la asociación,  con un guión elaborado por la psicóloga de la asociación, pero que yo tenia muy claro que las reglas están para saltarlas y que si yo no estaba cómodo haciendo mi trabajo, "mis modelos" no lo iban a estar. Con ese guión y mi forma de entender la fotografía y como yo creo que hay que tratar a las personas que están delante del objetivo de mi cámara,  me puse  a hacer fotos. A hacer sesiones. Como yo creía que tenía que hacerlo, plasmando lo que quería plasmar, a mi manera y sin imposiciones, aunque con disciplina. Porque no hay nada peor que decirle a un fotógrafo con espíritu libre como yo, lo que debe hacer y como debe hacerlo.

Foto: Javier Cebreros
Hicimos sesiones en una cabina donde se hacen Tatoo en los pechos operados, en un gimnasio donde practican el Sincrobox, en las consultas de Oncología del Materno, Mamografía, Quimioterapia, pude fotografiar desde una sesión de Reiki, un desfile de bañadores,  a una sesión de fisioterapia, pasando por juntar a familiares y mujeres operadas y pasar una tarde estupenda de fotografía "dibujando" el lazo famoso, con ellas, guapas, con gafas de sol y su camiseta rosa. Allí las hice de saltar de que fuesen ellas mismas ante la cámara, que es la única forma de que un trabajo de estas características, salga adelante. Y salió, salió aunque reconozco que estuve a punto de abandonar, pero mi orgullo, si, ese pecado capital, sacó al fotógrafo rebelde que llevo dentro, respetuoso y discreto, pero rebelde.

Pero no abandoné, el orgullo también tiene su cara positiva y me hizo decirme a mi mismo, adelante hazlo por ellas, es una labor que puede que tenga sus consecuencias positivas para ellas y para ti, Javi. Efectivamente, aprendí mucho de ellas, de su alegría de sus ganas de vivir, de lo luchadoras que son, de ese espíritu que les hace más fuertes día a día, de esa manera de enfrentarse a una enfermedad que hace unos años podía matar y que gracias a los tratamientos, a la especialización de los profesionales, ha reducido el indice de mortalidad a un porcentaje muy, muy bajo.

Y se presentó a los medios, prensa digital, televisión local y redes sociales. El "el parto", como yo le llamo, fué con dolor, sin epidural, y el "niño", bonito y simpaticote, y esperemos que sea un aliado en la lucha contra el Cáncer.

 Hasta nos hicimos selfies, que también tienen su significado, y nació la "terapia fotográfica", porque no he visto personas con más ganas de pasárselo bien haciéndose fotos. Y más personas con ganas de verse reflejadas en instantaneas, después del calvario que han tenido que padecer.

@jcebreros20

"No hieras a la mujer ni con el pétalo de una rosa...."



miércoles, 26 de octubre de 2016

"Hotel Astoria"

FOTO: JCEBREROS
Recuerdo como hace unos años, mi hermano esperaba una carta de un organismo oficial. Una carta bastante importante. La carta se demoró hasta la desesperación. Un día me pidió que le acompañase al antiguo edificio de Correos. Preguntando, preguntando, llegamos a las entrañas del edificio y un funcionario, encontró la carta. Imaginaos nuestra alegría.

No fue fácil, nadie dijo que iba a serlo, pero lo conseguimos. Ese día, hace unos diez años aproximádamente, no os lo vais a creer, le dije a mi hermano. "este edificio terminará por cerrarse, pondrán un Centro Comercial, una sucursal de Google o Microsoft y un grande de las telecomunicaciones se asentará en Málaga y Correos servirá para enviar paquetes".

Ya cerró el antiguo edificio de Correos de el Parque, ahora sede del rectorado de la UMA. El problema es que este mamotreto, cuesta un "pastizal" y ha generado un "pastizal" de deudas, vamos que es un problema, que además es feo, horroroso y ahora mismo sirve para adornar las obras del Metro. Que alguien se fije en ese edificio, alguien con dinero, un inversor gordo, que los hay y que genere empleo, seguro que se le ocurre algo.

Pues a ese edificio feo, desproporcionado, se le suma el legendario Cine Astoria y su anexo, el Cine Victoria. Dos históricos. Muchos "largometrajes", "films" y peliculones que hemos visto en ese cine. Muchos  años cerrado y ayer el Ayuntamiento convoca un concurso de ideas. Muchos  años después de su cierre, vamos a hacer un concursito. A ver a quién se le ocurre la mejor idea. 
Tomando café con un amigo junto al Museo de la Aduana, que según me dicen que es, perdonadme la expresión: "la leshe" y observado a las once de la mañana como por calle Alcazabillas no paraba de pasar gente, la mayoría turistas, andando, en bicicleta, solos, en grupos, comentamos, que Alcazabillas se había convertido en el "centro-centro" de la ciudad.

Alcazabillas está a un ratito caminando de cualquier lugar de interés: Alcazaba, Catedral, Museo Picasso, Museo Thyssen, Pompidou y dentro de poco Museo de la Aduana. Si le sumamos, Cine Albeniz, Teatro Cervantes, Fundación Picasso, y un largo etcetera de lugares de interés y le agregamos la oferta de hostelería, le gana por goleada a la bellísima calle Larios.

Alcazabillas desemboca en la Plaza de la Merced, junto al edificio del antiguo Cine Astoria, a un minuto del Teatro Cervantes. ¿os imáginais un pedazo de hotel, con su terraza con varios ambientes y  con piscina, para usar en invierno y verano, su sala de conferencias, gimnasio, bar, restaurante, su centro comercial, incluso su sala de proyecciones y conciertos, desfiles de moda, teatro, mil cosas... parking privado y lo que queráis poner más? Ya se lo que estáis pensando, si, se llenaría y sería un valor añadido para la ciudad junto con el Hotel Miramar. 

A Málaga cada vez vienen más personas a visitarla, no sólo en cruceros, ofrezcámosles lo mejor de nosotros mismos, para eso somos "muy hospitalaria". Generemos riqueza. Dejemos de ser mala guías. 

Hotel Astoria, podría ser un buen nombre, para no olvidar de donde venimos y ya me estoy imaginando a algún actor, tomándose tranquilamente un gin tonic, sin que la prensa lo agobie en la terraza, en el bar de la piscina, en un descanso del Festival de Cine.

Y puestos a imaginar, intento imaginarme Bobby Logan, abriendo sus puertas de nuevo, pero eso es mucho soñar. Porque queremos ser muy modernos, muy hospitalarios, muy cool, pero los tiros van por ahí y no nos enteramos.

Eso si,  si el Hotel Astoria, empieza a funcionar, la idea es de un buen amigo y mía, que conste.

@jcebreros20






martes, 18 de octubre de 2016

"Fotógrafos, una profesión, una afición, una pasión."


FOTO GLEB TARRO
Que Málaga es una capital abierta al mar, es obvio, que es una de las joyas de la corona Europea y  un referente mundial para el turismo, es para estar orgullosos, pero que es la capital mundial de la envidia, del critiqueo y del "trápala" nadie me lo puede negar. En algunos casos el o la jeta, el caradura y el "Lazarillo de Larios" disfrazado de moderno o moderna, se transforma en los nuevos pícaros 3.0. 

Me tomo en serio, y defiendo  la Fotografía, primero porque es una afición que poco a poco se ha ido convirtiendo en pasión, que me ha hecho viajar, conocer gente, exponer en paredes, que no podía imaginarme y sobre todo poder expresarme. He tenido la suerte de vender fotos para editoriales, hacer bodas, books y contar alguna historia, de lo  que pasa de verdad en nuestros barrios marginales y con ciertos colectivos de personas. El dinero, gracias a Dios ha venido, cuando ha tenido que venir, porque está claro que en esta bendita ciudad, hay mucho #tontocontemporaneo que cree que nos hace un favor, si le regalamos una foto, y no, las cosas cuestan dinero y si no se pueden pagar, no se piden. A mi no se me ocurre decirle a un sastre que me haga una chaqueta a medida, gratis. Y menos se marea la perdiz. Y todavía  menos para vanagloriarse en redes sociales, delante de un photocall, lleno de publicidad.

Creo que hay muchas personas equivocadas, que no digo que lo hagan de mala fe. Pero cuando el caradura, intenta beneficiarse del trabajo ajeno, es cuando el fotógrafo, intentando guardar las formas y la educación, sonríe amablemente, o asiente con la cabeza, o simplemente hace oidos sordos y se pone a escribir un post en su blog, que viene siendo una mezcla de terapia y de alivio, denuncia y tirón de orejas,  ante la caradura ajena, de personajes que repito, creen que te hacen un favor.

Facebook es un buen trampolín para mostrar nuestro trabajo como fotógrafos, pero es un arma de doble filo. Málaga muy pequeña para tanto aficionado entre los que yo me cuento, pero aficionado que ha aprendido dos cosas: la primera de mi padre "cuando firmes un trabajo, recuerda que tiene precio", la segunda de un grandísimo fotoperiodista de Málaga: "A la gente no hay que joderle la vida" a la que añado una tercera: "ni pises a un compañero, ni te dejes pisar". Es cuestión de honor, educación, saber estar y por supuesto profesionalidad, aunque la fotografía no me de comer y en muchos casos, ni de beber, agua, ha que ser profesional, o como la mujer del César, al menos parecerlo.

Desde estas lineas, llamaría al sentido común y al respeto, hace tiempo me dí cuenta, que mi trabajo tenia un precio y cuando hago algo gratis, lo hago porque me apetece y con las personas que me apetece, porque no hay mayor satisfacción para un aficionado como yo, que las muestras de cariño, que muchas veces recibes, por la calle o por cualquier red social. Mucho cuidado con las redes sociales, o te ayudan o te hunden, y ya se van hundiendo.

Fotógrafos, una profesión, una afición, una pasión.

@jcebreros20


sábado, 8 de octubre de 2016

"La Aldea Global del sentido común"

Después de un paréntesis obligado en la andadura de las Crónicas del Monigote y de su necesaria periodicidad, aquí estamos, intentando dar un punto de vista distinto.

El otro día leí una frase, de esas que colgamos en Facebook, que no era filosofía de saldo, "las personas tenemos relojes, pero no tenemos tiempo". Y a veces, me convierto en una de esas personas que lleva smartwatch, pero que le falta tiempo, que dicho sea de paso, perdemos en bichear Internet y no hacer lo que realmente es productivo, en el fondo analizando nuestro comportamiento, en lo que realmente nos gusta y nos vendría bien hacer, ya que la lógica respuesta a ese comportamiento, perdiendo el tiempo en bichear, sería el autoculparnos.

Pero yendo al grano, han pasado muchas cosas en este tiempo, desde que en España no tenemos gobierno desde hace 300 dias, porque a mi entender no hay clase política, me refiero a clase, a saber estar y un poquito de inteligencia emocional, para entenderse y hacerse entender. Para gobernar un país, que es destino turístico, empresarial y referente mundial y Málaga por extensión.

Ayer mientras disfrutaba y hacia una fotos de un desfile de varias diseñadoras marroquíes de Kaftan  en La Térmica, en Málaga, ese espacio referente para el arte independiente, se escrutaba los votos de las elecciones legislativas en Marruecos, donde ganaba el PJD, un partido Islamista. Que tiene que ver todo esto, primero que todavía no nos hemos enterado que vivimos en una Aldea Global, donde lo que ocurre en Estados Unidos o Marruecos, tiene consecuencias en Europa, en España, y por consiguiente en el mundo, (mundial)

Volviendo al Kaftan, esa prenda elegante, de fiesta, que no desentonaría nada en una invitada, o incluso en una madrina de una boda religiosa o civil, y que puede ser tendencia. Puede acercarnos al país vecino, puede dar dignidad a la mujer, que no es solamente dos pechos y un trasero subido en unos tacones y puede que vuelva la elegancia de esa mujer, aunque moderna, no tenga que enseñar carnes para ser feliz, para su autovaloración positiva y para el "aquí estoy yo". Pero quién reivindica el kaftan, reivindica la moda occidental, pero bien entendida, siempre dignificando a la mujer.

Me comenta alguna modelo que desfiló en la Pasarela Larios, que algunos trajes con transparencias, para regocijo de algún diseñador, que sirvió para echar carnaza al populacho, les hizo sentirse abochornadas y eso que quizás cobrasen por ese trabajo. Una modelo es una mujer y no un trozo de carne, que se sube en unos tacones, en este caso para pasear el "diseño" de algún diseñador con ganas de provocar. Una vergüenza.

Y Marruecos, más cerca de España, al menos eso es lo que todos queremos, vivir en paz y en armonía con nuestros vecinos, reirnos con sus alegrías y llorar con sus penas, como hermanos. Que podamos exportar moda e importar moda, que intercambiemos esa cultura que tanto hace falta. Cultura y punto. Sentido común y un poquito de respeto.

@jcebreros20






domingo, 28 de agosto de 2016

"Málaga necesita un meneo"

Málaga es esas ciudades españolas y europeas donde dicen que mejor se vive, de las más envidiadas. Cuando todavía resuenan el chunchún de la Feria de Málaga (bautizada por algún iluminado, como la Feria del Sur de Europa) y después de hacer balance con el modo doméstico ON, después de haber recibido críticas positivas por mi visión objetiva del Centro de Málaga, tengo que decir, que la Feria anda más perdida que el "barco del arroz".

 Y no nos queremos enterar, que Málaga necesita un meneo en muchas materias, un grupo de personas que encaminen por el buen camino nuestras tradiciones y razones para hacer las cosas, menos improvisación y más organización. No me quiero extender hablando de la Feria, pero si de la situación que vivimos en esta tierra.

Cuando los responsables de que las fiestas de Málaga, garanticen que éstas searan un éxito y no lo que cuentan los periódicos, que no digo que sea mentira, digo que lo hacen de manera políticamente correcta, la imagen que proyectamos al exterior será la correcta y no un reclamo publicitario, que es lo que parece que es. 

No. Vamos a ser objetivos, vamos a hacer autocrítica y vamos a dejar de vender humo en forma de algodón de azúcar. Todo, absolutamente todo en esta ciudad, salvo excepciones, o está politizado, o pasado por el tamiz de la prensa, mal pagado, regalado o incluso tomado prestado.

Desde la Semana Santa al Carnaval, pasando por la Feria de Málaga, Eventos de Moda, conciertos y así un largo etcétera. Siempre verás las mismas caras, personas que está en el mejor sitio en el momento adecuado. Personas, que parecen que son las únicas que hacen cosas en Málaga, personas que se creen que son las únicas y personas que en una de las ciudades que mejor se vive de España y Europa, son envidiosas y envidiadas.

Ya lo dije en una ocasión en un artículo que publiqué en un medio de comunicación de Málaga (la envidia es el deporte Local de nuestra tierra) y no se puede negar la evidencia. 
Da rabia pero es así. Hablando en primera persona, muchas veces me he sentido más querido y respetado, fuera de Málaga que en mi propia tierra y eso es lo que me ha hecho multiplicar las ganas de volver a ciertas ciudades, de España y de Europa y por cierto de África.

Pero es donde vivo, pero no sé si donde moriré. A Málaga, a su gente y a sus fiestas las quiero con locura, pero permítanme  la expresión, más de una vez le daba dos collejas para que espabilase, a muchos tontos contemporáneos, que más  allá de Antequera no se comerían ni un colín, o ni un mollete, los mandaría a cazar pokemons y le daría paso a mucha gente con ganas, que vale un montón y que ve la vida de esta ciudad, sentados en un Café riéndose a carcajadas, con las tonterías de los mismos que dicen a todo Amén, Amén, en un acto de peloterío y postureo que como los malos olores, lo perciben todos, menos ellos. Digno de manual de antropología local.

@jcebreros20

martes, 23 de agosto de 2016

"La Feria Hipócrita"

Me ha gustado este año la Feria de Málaga, ha sido perfecta, en la forma y en el fondo. Ha tenido casi de todo, hasta Terral, para darle si cabe un toque más malaguita, quise decir más malagueño. Porque en la Feria del Málaga, a la que no me gusta denominar del Sur de Europa, ha habido desde sus típicos tópicos, hasta sus intentos de modernización y el intento reinvención.

Yo creo que la solución es volver a los orígenes, aunque en los orígenes había otros intereses, otras intenciones, muchas ganas de diversión sana, mucha pureza, mucha inocencia y muchísima educación. La gente se vestía de Feria, no se disfrazaba como en carnaval para ir a la Feria. No había camisetas con slogans machistas, que lucían grupos de niñatos, no. Había esencia de Feria y de pasarlo bien en el centro y después al Real.

 En 2016, hemos tenido en la calle desde Los Verdiales al Rock and Roll, pasando por el reggaeton y las canciones de moda, que porque por muy de moda que estén no dejan de taladrarte el cerebro. Ha habido sus más y sus menos. Sus selfies y su "echa pá´lla, que esta foto es para el periódico, y me ven mañana", ¡madre del amor hermoso! lo que hace un ser humano, venido del mono, para salir en una foto en el periódico, que en papel, todavía multiplica más sus penurias y enaltece más su ego. Ese papel que sirve para madurar los aguacates y las chirimoyas.

Una feria que tiene su mister y su reina, en una elección, a modo de concurso de Tele 5, donde la caspa que cae en el escenario, la barre Limasa, ¿de qué sirve ser Mister o Reina de la Feria? pues para verlos en la procesión del Corpus o de la Victoria. Postureo catetoide.
 Hay que ser modernos, que no significa llevar los pantalones como fundas de jamones y las gafas con cristales de colores, moderno es algo más serio.

¿Pero que está pasando en Málaga? si la Feria que ya se acaba,  y que  según los medios de comunicación es  "flower power". Y cuando nos damos una vuelta por las calles del Centro, o de algunos sectores del Real y ve menores borrachos, botellones, reyertas y alguna que otra lindeza más, yo por lo menos, me siento obligado a opinar de lo que veo.

 El ver la realidad y mostrarnos, tal como somos, demasiado críticos con nuestra Feria, la mejor del Sur de Europa, es nadar contra corriente, pero al menos somos sinceros. Eso no significa no amar a nuestra tierra, al contrario, ¿que padre, no le a reñido a su hijo?  "Así no se puede ser..." "hay que vender la Feria..." Seamos realistas, señores responsables, quitense el cartón de las gafitas de marca.

Pues que se enteren los medios, porque los responsables de la Feria lo saben, para "Crónicas de un Monigote", los medios de comunicación deben ser tan objetivos como veraces a la hora de informar sobre la Feria, no se puede contentar a todo el mundo, para vender intereses y periódicos. Mucha publicidad, mucho malagueñismo descafeinado, mucho postureo, muchísimo peloteo, mucha Málaga limpia y demás slogans, cuando ésto va de mal en peor y no nos queremos enterar.


Hemos puesto camisetas sin mangas a los descamisados y shorts y una flor en la cabeza a ellas, cada vez ebrias más jóvenes. Barrer debajo de la alfombra. Educación no podemos poner, porque tiene que venir de casa y de clase mejor no hablar, porque con ella se nace, cosa que muy pocos tienen la suerte de haber nacido con ella y lucirla en la Feria, pero haberla, la hay.

El otro día presencié el mayor despliegue policial y de ambulancias, que no había presenciado nunca en la Feria, un policía me hacia referencia a un apuñalamiento en el corazón, lo que me entristeció el resto de la tarde, cuando ya, nos encaminábamos a coger el coche, para marcharnos para casa. Leyendo Twitter y la noticia colgada dos horas después en los medios digitales, me quedé perplejo. Lo que te dice un policía, lo que dicen los medios, las redes sociales y lo que es realmente. Creo que podía haber costado la vida de alguien un el día festivo en toda España, habríamos salido en los medios, con una noticia fatídica, pero al final quedó en un reyerta, una botella rota, tres detenidos y dos ingresos hospitalarios, supuesto agresor y agredido con un cristal en el tórax y la incógnita de qué y quién encendieron la llama. 

Sea lo que sea, muy importante no debía de ser, para saldar las cuentas en la Feria del Centro y menos de esa manera.

Mañana acaba la Feria, espero que bien, hagan balance y me lo cuentan. Y una sugerencia, ciertamente hay que buscarse la vida, pero dejemos la Calle Larios como está, no en una sucursal de una feria de pueblo, con sus puestos de gofres y refrescos.


@jcebreros20

domingo, 14 de agosto de 2016

"La Feria pegajosa"

Después de un descanso, merecido, volvemos a nuestra cita semanal, mire usted por donde, coincidiendo con la Feria de Málaga 2016. Ayer bajamos al centro, como solemos decir en Málaga, teniamos dos citas y una tercera adicional. La típica, en una caseta de una cofradia, Fusionadas, donde siempre nos sentimos bien recibidos y bien tratados. Tinto de verano, platos de jamón y queso, tortillas y pinchitos. Me encanta ir a esta caseta, es la esencia de la hermandad y de la Feria de "toda la vida de Dios". Además tengo la oportudidad de saludar a esa gente que no ves durante el año. Digo bien, "gente de Málaga".
Esa feria dió comienzo con media hora de fuegos artificiales el viernes, un derroche de originalidad, permitanme la ironía. El pregón de Vanessa Martín, una cantante que nos contó sus recuerdos, un pregón subjetivo, un pregón no apto para gente objetiva,  más para los fans de Vanessa, que con los que vivimos el dia a dia de ésta ciudad. Y como derroche de una apuesta por la cultura, la actuación de una eurovisiva, de la que no he tenido noticias hasta ayer ¿no hay grupos de Málaga? ¿No se ha hecho rock en las plazas, durante la Noche en Blanco y ahora en la Fería de suficiente calidad como para tocar en la noche de los Fuegos? Vanessa Martín hubiese sido un bello pistoletazo de salida para la Feria del Sur de Europa. A falta de pan buenas son tortas.
Mi segunda cita era con El Zurdo, Alex Melendez, que sólo Dios sabe lo que lo admiro, como músico, como persona y como malagueño de pura cepa, una combinación, que le ha tocado lidiar este año en la feria en una plaza, antes conocida como de la mierda, posteriormente como la de Rockberto y pronto, si esto se anima, "Plaza del Rock".
Debe haber música en la calle, saquemos la música a la calle, que toquen los músicos en la calle, pero todos. Y las "rock and roll stars" también, porque hacemos muy pronto de un músico que está empezando una estrella y así se estrellan. Málaga tiene suficiente calidad para eso, y el Ayuntamiento debería abrir la mano a la música en la calle, yo ya tengo una etiqueta, para que alguna concejala de la oposición tuitee: #rockandrollenlaplaza, en vez de tanta tontería.

Pero centrándonos en la Feria del Centro, que es lo que he vivido hasta el momento, he observado que se ha dado una de cal y otra de arena. La cal, parece que es que hay menos descamisados, o al menos con las multas que sobrevuelan por Málaga, se ha evitado las tipicas escenas de años anteriores, donde niñatos y no tan niñatos, lucian depilación, musculitos y tatuajes. Por otro lado, la  arena la he visto en Calle Larios, una calle de usos múltiples que este año, se ha convertido en una sucursal de cualquier calle del Real, con una salvedad, que los puestos de Gofres no pegan ni con cola y el que ha permitido que esta novedad está haciendo bonito al descamisado, no se si me comprenden o yo me explico mal.
En el Centro, sigue habiendo comas etilicos, gente disfrazada, gente que orina en las calles y mucha gente que pierde el control, mucha porqueria, en algunos puntos, andar es ir despegando los pies de las losetas, de ese vino  de Mollina derramado en el suelo, se forma una película pegajosa que se quita a partir de las 19h, con el desembarco de lo camiones de Limasa y el despliegue de la Policia Local.
No señor Alcalde, no va por usted, no. Va por el pueblo de Málaga y por los que nos visitan, que han perdido el sentido de lo que es la diversión y lo han cambiado por el desmadre.  Eso es dificil de controlar y volver a la esencia de lo que era la Feria de los noventa, una utopía. O ésto cambia o suspenderemos el examen que nos hará ser una de las mejores ciudades de España y de Europa, repasemos la materia de educación. 
Y si me lo permiten, hagamos una autocrítica mirándonos en otras ciudades que tambien tienen Feria, Semana Santa y Metro.

@jcebreros20

sábado, 16 de julio de 2016

"Es Verano en Niza, y primavera en Turquía"

El verano ya llegó, la vacaciones ya llegaron y a algunos les pilló en Turquía, en Benidorm, en Málaga, en Sevilla o en Niza.
El verano es esa época del año que llega casi sin avisar, pero que nunca deja de sorprender cuando llega, porque llegar, llega, antes o después llega el estío. A algunos con un inesperado amor, que durará hasta septiembre, con el trabajo que ha soñado durante años y que también durará hasta septiembre. O con ese viaje, que estaban esperando y que comenzarán a pagar en cómodos plazos en El Corte Inglés, en septiembre. El verano es bonito, idílico, ñoño y hasta mentiroso. El verano es inevitable. El chancleteo, los colores fluor, las terrazas y los bares de moda, el postureo infantiloide en el muro de las lamentaciones de Facebook. Ya no tenemos posados de Ana Obregón, el Instagram se encargó de ello, y Ana Obregón se ha reencarnado en infinidad de chicas, que ponen morritos y poses de modelos trasnochadas en bikinis del mercadillo.

Es verano y desde el 7 de Julio, no ha dejado de sorprenderme como unas fiestas universales,  me refiero a los Sanfermines, que en un pasado mucho mejor, trajeron a Heminway, Ava Garner y algún que otro personaje no exento de glamour, y que  se han convertido en un infierno para muchas chicas. Y es que  con el vino, no hay que ser generoso, porque a muchos los ha traicionado y han traicionado ese respeto que hay que tener siempre a una mujer, el no traspasar la barrera  de la dignidad. No es no. Y cuando una mujer dice que no es que no y el que se empeñe en que sea que si, debería de ir directamente a la cárcel.

El verano de 2016 en Niza debió ser tambien idílico, hasta que se cometieron los atentados la noche del pasado jueves y murieron un centenar de personas, en una guerra invisible, donde el enemigo, puede ser el vecino del quinto, donde difundir imagenes de la pesadilla, puede ser lo que quieren que hagas los asesinos. Pero siempre vendrá un sabio, que te diga que no tengas miedo. Que se muestren imagenes de la barbarie ( y así como por ignorancia hacerle propaganda gratis a unos carniceros). No, no estoy por la labor. Puedo parecer ir en contra de todo, menos lo que me dicta la razón y el sentido común.

Y mientras los Dólmenes de Antequera, que llevan muchos miles de años ahí,  tenían que ser Patrimonio de la Humanidad, en verano. Y para eso hay que viajar a una tierra muy dada a los golpes de estado, y de un presente turbio. Y en el verano de 2016, tuvimos, Dólmenes de Antequera declarados Patrimonio de la Humanidad y a una delegación metida en el hotel en Turquia, ya que no era muy recomendable salir a la calle a buscar un kebab y una cajita para el pin de oro al trepa malacitano, ese que llegará a donde quiera.

Cuando se le ve a la sombra de Rajoy, muy pegadito a él, incluso haciendo running de campaña, me recorre un escalofrio por la espalda. No he visto personaje como él. Ese de los tuits prodigiosos, donde aprovechaba las condolencias por los atentados de Niza,  nombrando en el tuit como el que no quiere la cosa, a los Dólmenes de Antequera.

Se ha terminado el golpe de estado, esta vez ganó el pueblo y podemos estar tranquilos, la comitiva volverá a Málaga. A los golpistas les espera, hasta la pena de muerte, en un país que no se anda con chiquitas ni en verano.

Como la vida, no se andó con chiquitas para que la gran Concha García Campoy, y nos abandonase  en verano, para hacer periodismo desde el cielo, y para corregir las faltas de mis Crónicas.

Es verano, acabamos una quincena de Julio, para meternos en otra, que esperemos que sea más divertida, más  azul y menos gris tirando a negro. Termina una quincena de vacaciones para mi, donde he visto de casi todo los personajes que me puedo imaginar, desde la niña del lazo XXL que va a la piscina con mama y papá o la mamá que no ha podido bajar a la piscina, porque está con las niñas en Londres perfeccionando el inglés, que les ayude a entender mejor los catálogos del IKEA.

Gente ficticia, naufragos úrbanos. Una jungla que sale cada verano a divertirse, algunos sin tener en cuenta al vecino, del cuarto, del quinto o del bloque 4.

Mi más sentido pésame a las familias de la víctimas del atentado en Niza, y que Dios las tenga en su gloria.

martes, 12 de julio de 2016

"La Playita, un dominguito, con la suegra y una sandía"

Mi vecino el del cuarto, se ha comprado un todo terreno, según él, pero según el concesionario de coches, es un todo camino. Para estrenarlo que mejor que ir a la playita en dominguito, a la antigua usanza: tres sombrillas, un toldo, una docena de sillas plegables, una mesa de playa familiar, dos barcas hinchables, el inflador, dos neveras azules, una para la comida y otra para las bebidas, que siempre faltan, una bolsa de deporte llena de toallas, cremas de protección solar y no se si llevaban un generador de corriente para cargar los móviles y  un portatil con un disco duro de un terabyte, para en los ratos de aburrimiento, ver peliculas descargadas previamente.
Es que mi vecino el del cuarto, es muy tradicional y le gusta estar en familia. Y en familia fueron a la playita, un dominguito,  él a los mandos de su flamante todocamino, con un porta bicicletas donde ató todos esos bárturlos (parecía que iba a pasar el Estrecho). Su suegra, con su batita fresquita (la suegra, que no esté al sol). Su mujer, una mujer de su casa, la que hace y deshace. Jenni, Tamara, Iker y el pequeño Borja, un retoño de apenas cinco meses, con su carrito maxiplus. Detrás su cuñado en  un corsa gris, con su mujer, la hermana de mi vecino, con otros tres postpúberes, que se debaten entre la edad del pavo y la del recalentamiento de partes bajas.
Llegó la comitiva a la playa, después de una horita de caravana, donde mi vecino, pudo probar el aire acondicionado bizona que trae el coche de serie y escuchar en la radio, el último éxito de Enrique Iglesias. Tengo que hacer un paréntesis, pero he caido en la cuenta que Enrique Iglesias, a éxito por año, se va pareciendo más a Georgie Dann.
Y comenzó la mudanza, de los coches a la playa, para montar en dos metros cuadrados que quedaban libres, en ese mar de sombrillas, de todos los colores,  y marcas. ¿Han visto lo generosa que es Cruzcampo, que regala hasta sombrillas? Ese mar de sombrillas que es una playa en verano. Comienza el montaje del campamento, los chicos no pierden el tiempo y cogen las paletas de playa, multiusos: paletas y tablero de parchís y damas. La suegra a la sombrita y con un botellín de agua, relleno. Porque los botellines de agua de 33cl, son reciclables.
Entonces es cuando vienen las mamás, con un tarro de crema del Mercadona, tamaño bote de suavizante y de dedica a juntar crema desde a mi vecino el del cuarto, ahora llamémosle "español de pelo en pecho y espalda" hasta la suegra, en lo poquito de carne que deja enseñar con su bata de colorines, del mercadillo del miércoles. Las niñas, en esas edades tan difíciles que van desde los trece a los quince, donde no apartan la vista del móvil y son expertas en selfies.  Ellas no quieren crema, ellas quieren ponerse morenas, el primer día. El sentido común no existe. ¡Alma de cántaro!, si eres rubia, tienes los ojos claros como tu puñetero padre y lo máximo que vas a conseguir es ponerte la espalda, las piernas, los brazos, la barriga y como mis vecinos, los del cuarto, son tan liberales, hasta las tetas, como un salmonete.
No importa, allí pasaron todo el dia al sol, echándose Nivea de la lata azul, por todas partes y haciéndose selfies y subiendo a Facebook "en la playita, tomando el sol con Tamara".  Mientras que esos chavales, paleta, pelota, chapuzón, paleta, pelota, chapuzón y botella de dos litros de refresco de cola. Imaginaos como estaban esas jovencitas y jovencitos a las nueve de la noche, cuando se metieron en el atasco de los dominguitos por la tarde cuando todo el mundo le da por ir a casa a la misma hora. ¿habrán aprendido?
Los cuñados no se movieron de debajo de esa carpa, la mujeres, tampoco. Faltó bebida, se rieron. Mucho repaso con ese escaner natural que tenemos los seres humanos, para detectar un topless o un tio depilado y musculado con bañador fluor. Un icono para ellas, un rival para ellos.  Dejémosnos de tonterias, pero es así. A la playa, la gente tradicional, la de toda la vida de Dios, vamos, que parece que estamos haciendo mudanza. No se nos escapa ninguna chica en monokini, queremos ponernos morenos el primer día y sólo apartamos la vista del móvil, para dar un repasillo a la suegra, a ver si sigue fresquita, con su batita y si hay que rellenarle la botellita de 33 cl, con agüita. Y de camino, una escapadita al chiringuito, por tabaquito y a dar repasitos.
Esto se ve en toda la costa española, los mares de sombrillas y toldos. Los coches al sol. Y la gente que no se puede mover por haberse quemado. Pero hay otra forma de ir a la playa. El Club de Playa. Ya nos ocuparemos de repasarlo. Pero lo tradicional, lo de toda la vida, es ir a la playa con la sandía, que corta mi vecino del cuarto de forma magistral y como el que va de mudanza o a cruzar el Estrecho.
@jcebreros20

martes, 5 de julio de 2016

"Veranito malaguita, o no. Veranito"

Es un hecho contrastado, el que casi todo el mundo relacionemos las vacaciones, que tenemos la suerte de disfrutar, con la piscina y la playa. Nos depilamos, nos compramos los trajes de baño, vamos al gimnasio, hacemos dieta, con tal de lucir palmito en una tumbona, en una toalla o de postureo en el chiringuito de la playa, o ese que está de moda y que tiene macro piscina, donde una botella de champán, vale la entrada de un piso.

El verano es así, nos encanta ver y ser vistos, mirar y ser mirados y admirados, eso sobre todo, admirados, seguidos, nombrados e idealizados. Pero yendo un poco más allá y analizando el fenómeno glamuroso de las playas y piscinas, pondré un ejemplo de como ese glamour se viene abajo, cuando en esos idílicos paraisos se cuela la merdellonez, la ausencia de vergüenza e incluso la cara dura.

Recuerdo hace unos años, que nos fuimos a pasar unos dias a un complejo hotelero en una zona de costa, aquí en Andalucía, la provincia no importa, el hotel es lo de menos, lo que importa es la poca vergüenza del señorito, que con muy mala saña le arrebató a mi suegra una tumbona, diciendo que era suya, una tumbona de plático y con una lona roida de color azul propiedad del hotel, que en invierno yacen unas sobre otras. Vamos a ver, eso no es motivo, para arrebatar una tumbona, el verla vacia y sin dueño, merdellones de vacaciones.

 Al poco tiempo nos enteramos que la gente que iba a esos hoteles, madrugaba más por coger una tumbona que por ir al trabajo. Será el sol y el exceso de comida que se ponen en los platos, en el buffet, para luego tirarlos, lo que multiplica los desvaríos mentales.

Es un fenómeno a analizar,  el hecho de que una persona saque sus más bajos instintos en el tiempo de vaciones. Efectivamente el ser humano viene del mono, por eso el hombre no ha evolucionado. Un detalle que no quiero que se me pase, son las excursiones de jubilados. Observar como son capaces de comerse todo el catering de un hotel y llenar los platos de paella con patatas fritas, es un claro ejemplo, no de ganas de comer, sino de ganas de tener una subida de los trigliceridos de 1 a 400 en cero coma, o de como la agonia a cierta edad y rodeada de las mismas personas en las mismas condiciones, multiplica el merdellonerio del jubilado. Es una especie de carrera a ver quién llena los platos de los más variados manjares.

Vámonos a la piscina con ese chaval, recién salido de la selectividad, que le dice a la chica que le gusta y que lleva todo el curso, sin saber como invitarla a salir: "Naiara del Carmen, te vienes a mi piscina" y a Naiara del Carmen,  se le multiplica el brillo de los ojos azul prusia. Va con mamá a  comprarse un bikini de Calzedonia. Se compra ese bikini de la chica del anuncio de la marquesina del bus, se llena de abalorios y  las autenticas chanclas brasileñas, se asegura de tener cargado el móvil  para una larga jornada de Whatsapp y Facebook e introduce todo lo necesario para pasar una jornada en la piscina. Incluido el set de maquillaje water proof.

Entonces Braulio de Asís, ese chaval recién salido del acné, algo miope pero que va a estudiar una Ingeniería Industrial, se afeita después de un més, se introduce en su bañador fosforito y se pone la gorra de rapero trasnochado. Es su dia. Lo que no sabe es que se le ha olvidado un detalle: su piscina es comunitaria, de un aforo para 40 personas enlatadas y eso Naira del Carmen lo ignora, es más sueña con esa barbacoa, esos mojitos y esas fotos de piernas depiladas que se confunden con salchichas frankfurt. Y esas etiquetas en Facebook, con más imaginación que realidad.

Naiara del Carmen, llega a la puerta de la urbanización acompañado por su padre, en un Audi A10. Y comienza la sospecha y el tercer grado, Naiara, con tal que el padre desaparezca, responde con evasivas en una historía tan improvisada como ésta.

Braulio se derrumba, cuenta su verdad, que no le dio tiempo a confesar, pero Naiara del Carmen, esta enamorada, se dan un beso en esa especie de bañera que es la piscina comunitaria, entre empujones y niños prepuberes saltando y gritando hasta el punto que la chica es sacada como en los macroconciertos, hacia el cesped artificial. Que bonito es el amor de verano. Y retransmitirlo por Facebook, para que nos enteremos todos, incluso el Monigote para  inspirarse.

Y mientras la Malagueta, que no es la Malvarrosa, pero que tendrá uno de los más lujosos hoteles del Paseo de Sancha y de España, tiene nata en el agua de sus costas, pero no la nata de un blanco y negro de casa Mira. No. Es un eufemismo para denominar a la mugre, que flota en el agua del mar, si lo decimos de una forma más castiza: mierda. Con perdón. Algo habrá que hacer, porque ese no será un hotel del Imserso, no, será un hotel para turistas "con taco". No está bonito que ese precioso  hotel, que antaño fuese Palacio de Justicia, tenga una playa privada con nata montada. Eso es el toque malaguita a un pedazo de proyecto. Les deseo mucho exito y poca nata.

Pués ésto es sólo una muestra de lo que puede ser el verano, con protagonistas como el selfie a todas horas, los bañadores fluor, el top less en la Misericordia, los paseos en Muelle 1, los desfiles de modelos recién salidas de la Academia y una Feria que acecha y advierte. Es ese momento en el que el malaguita está en boca de todo el mundo, puede ser trender tropic, por una merdellonada o como hace unos años en el Guetto de Caneda por una felatio en plena calle.

Es verano, Braulio y Naiara, están enamorados, aunque la experiencia de ella en esa lata de conservas llamada  piscina fuese un mal sueño, la dama y el vagabundo, una historia de amor y piscina. De más recalientamiento de bajeras y mucha playa de Huelin, aunque Naira es una chica bien, que tiene piscina privada y una sala de musculación. Verano malagueño de ficción pero que podia ser cierto de no ser porque estas Crónicas de un Monigote, están escritas en vacaciones.

@jcebreros20

domingo, 26 de junio de 2016

"Jornada de Reflexión permanente" (Pasarela por Carmen)

El Sábado tocaba reflexionar y lo hice. Bañador, gafas de sol, mi gorra preferida, una piscina y mi familia. Después de la vida que llevamos, corre que te corre, apetecía dormir 4 horas más, tomar el sol y baños en la piscina. Siestazo y comer pescaito en Pedregalejo, lo que viene siendo una jornada de relax, solamente marcada por dos anécdotas con repercusiones, una nacional y otra a nivel europeo, de momento.

Los candidatos a Presidente del Gobierno, tiene entre sus costumbres, convocar a los medios para que les hagan fotos en bermudas paseando al perro, lo más patético que he visto, en un día en el que no quiero verles la cara.

La otra el Brexit, o la salida del Reino Unido de la Unión Europea, una monumental tontería, que ha propiciado que Cameron de la Isla, haya dimitido, ya no tiene remedio, ha pasado a la Historia por tonto contemporáneo, ¡que le vamos a hacer! le ha tocado a él. Angélico mio.

En Málaga, mientras  todo ésto se cocía, me entero por varios amigos que una fotógrafa, muy conocida en ciertos sectores relacionados con la moda, estaba gravemente enferma. Tengo que reconocer mediantes estas líneas que no teniamos relación, la habiamos tenido, pero ultimamente, no, no eramos ni conocidos, quizás con un café hubiésemos arreglado los malos entendidos. Quizás, quién sabe si  la vida me dirigirá a pedir perdón y no explicaciones. Y por qué no, dar un abrazo a su marido, que también sufre una enfermedad importante.

Me alegra que surja la iniciativa de ayudarla económicamente, porque los médicos logicamente ya hacen su trabajo. 
La principal agencia de modelos de Málaga organiza un desfile, una pasarela en uno de los más conocidos hoteles de Málaga, con la mayoría de diseñadores consagrados y alguna que otra firma malagueña. "Pasarela por Carmen". Lo veo justo, lo veo noble, lo veo de personas, que alejadas de la imagen frívola de la moda, se remangan y se ponen a trabajar para que Carmen, que trabajó para ellos, desinteresadamente,  ya estaba en todos los eventos con su cámara, cubra unas necesidades que le apremian.

Es de buen nacidos ser agradecidos y si a Carmen le hace falta una ducha adaptada, es de bien nacido ayudarla, sin ponernos a juzgar, porque de eso andamos todos sobrados, de jucio de valor. La mejor ayuda es tender la mano, decir ¿qué necesitas? y no ponernos a juzgar, porque mañana puedo ser yo, o puedes ser tu la que necesite ayuda, para comprarte una silla de ruedas eléctrica, para que puedas desplazarte, después de un accidente de coche. La vida da muchas vueltas y cuando me enteré de la enfermedad de Carmen, me estremeció y dejé a un lado los juicios y las rencilllas entre fotógrafos, para decirle a la persona que me avisó, no podré estar, pero prometo escribir este post y ese dia separado por kilómetros pero no por mi apoyo, tienes  mi mano tendida y porque todos podemos ser Carmen, no lo olvidemos. Mi Twitter estará con ella, porque me parece poco elegante lo que voy o no voy a hacer económicamente.

Me pongo en su lugar, me meto la mano en mi pecho y me gustaría que hiciesen lo mismo conmigo, no por mi trabajo como fotógrafo, sino como ser humano. Málaga es solidaria, la Moda es solidaria. Se conseguirá la ducha adaptada tan necesaria para Carmen. Se conseguirá dar una imagen solidaria, una imagen desiinteresada, como el trabajo de Carmen, un trabajo que vale dinero y del que muchos se han beneficidado, digamos las cosas claras.

Mañana nos levantaremos, con sorpresa en las urnas en unas elecciones que se han tenido que repetir, con unos "british" que se salen de la Unión Europea y una vida que sigue, un mundo que da vueltas donde debe de haber Jornadas de Reflexión permanente, donde reflexionar no sea sinónimo de comerse el coco, sino sinónimo de pensar en hacer el bien siempre que tengamos la oportunidad. Este post esta dedicado a Carmen y por extensión a tantas personas que necesitan que le tendamos la mano, que le ofrezcamos nuestra ayuda de manera sincera y de cualquier forma. La Moda es una de ellas.

@jcebreros20

"Jornada de Reflexión permanente" (Pasarela por Carmen)

El Sábado tocaba reflexionar y lo hice. Bañador, gafas de sol, mi gorra preferida, una piscina y mi familia. Después de la vida que llevamos, corre que te corre, apetecía dormir 4 horas más, tomar el sol y baños en la piscina. Siestazo y comer pescaito en Pedregalejo, lo que viene siendo una jornada de relax, solamente marcada por dos anécdotas con repercusiones, una nacional y otra a nivel europeo, de momento.

Los candidatos a Presidente del Gobierno, tiene entre sus costumbres, convocar a los medios para que les hagan fotos en bermudas paseando al perro, lo más patético que he visto, en un día en el que no quiero verles la cara.

La otra el Brexit, o la salida del Reino Unido de la Unión Europea, una monumental tontería, que ha propiciado que Cameron de la Isla, haya dimitido, ya no tiene remedio, ha pasado a la Historia por tonto contemporáneo, ¡que le vamos a hacer! le ha tocado a él. Angélico mio.

En Málaga, mientras  todo ésto se cocía, me entero por varios amigos que una fotógrafa, muy conocida en ciertos sectores relacionados con la moda, estaba gravemente enferma. Tengo que reconocer mediantes estas líneas que no teniamos relación, la habiamos tenido, pero ultimamente, no, no eramos ni conocidos, quizás con un café hubiésemos arreglado los malos entendidos. Quizás, quién sabe si  la vida me dirigirá a pedir perdón y no explicaciones. Y por qué no, dar un abrazo a su marido, que también sufre una enfermedad importante.

Me alegra que surja la iniciativa de ayudarla económicamente, porque los médicos logicamente ya hacen su trabajo. 
La principal agencia de modelos de Málaga organiza un desfile, una pasarela en uno de los más conocidos hoteles de Málaga, con la mayoría de diseñadores consagrados y alguna que otra firma malagueña. "Pasarela por Carmen". Lo veo justo, lo veo noble, lo veo de personas, que alejadas de la imagen frívola de la moda, se remangan y se ponen a trabajar para que Carmen, que trabajó para ellos, desinteresadamente,  ya estaba en todos los eventos con su cámara, cubra unas necesidades que le apremian.

Es de buen nacidos ser agradecidos y si a Carmen le hace falta una ducha adaptada, es de bien nacido ayudarla, sin ponernos a juzgar, porque de eso andamos todos sobrados, de jucio de valor. La mejor ayuda es tender la mano, decir ¿qué necesitas? y no ponernos a juzgar, porque mañana puedo ser yo, o puedes ser tu la que necesite ayuda, para comprarte una silla de ruedas eléctrica, para que puedas desplazarte, después de un accidente de coche. La vida da muchas vueltas y cuando me enteré de la enfermedad de Carmen, me estremeció y dejé a un lado los juicios y las rencilllas entre fotógrafos, para decirle a la persona que me avisó, no podré estar, pero prometo escribir este post y ese dia separado por kilómetros pero no por mi apoyo, tienes  mi mano tendida y porque todos podemos ser Carmen, no lo olvidemos. Mi Twitter estará con ella, porque me parece poco elegante lo que voy o no voy a hacer económicamente.

Me pongo en su lugar, me meto la mano en mi pecho y me gustaría que hiciesen lo mismo conmigo, no por mi trabajo como fotógrafo, sino como ser humano. Málaga es solidaria, la Moda es solidaria. Se conseguirá la ducha adaptada tan necesaria para Carmen. Se conseguirá dar una imagen solidaria, una imagen desiinteresada, como el trabajo de Carmen, un trabajo que vale dinero y del que muchos se han beneficidado, digamos las cosas claras.

Mañana nos levantaremos, con sorpresa en las urnas en unas elecciones que se han tenido que repetir, con unos "british" que se salen de la Unión Europea y una vida que sigue, un mundo que da vueltas donde debe de haber Jornadas de Reflexión permanente, donde reflexionar no sea sinónimo de comerse el coco, sino sinónimo de pensar en hacer el bien siempre que tengamos la oportunidad. Este post esta dedicado a Carmen y por extensión a tantas personas que necesitan que le tendamos la mano, que le ofrezcamos nuestra ayuda de manera sincera y de cualquier forma. La Moda es una de ellas.

sábado, 18 de junio de 2016

"Málaga tiene un #fashionroom29 con futuro"

Terminó la Fashion Room 29 y comienza una cuenta atrás o un paso adelante. Porque después de lo vivido en ese espacio que es La Caja Blanca , ese lugar abierto a proyectos, a propuestas artísticas, modernas y si me lo permiten, vanguardistas, que tanto hacían falta en la Málaga de Picasso, la mal llamada Málaga de Picasso, porque muchos otros genios han nacido o han pacido aquí. Genios de la música, de las letras, de la interpretación y de la moda, por qué no. Se ha abierto una puerta a los nuevos diseñadores, a las nuevas tecnologías y a ese chorro de aire fresco, que necesita esta ciudad para que no se monopolice ni la moda, ni el diseño ni las pasarelas, ni el arte en general.

El casposerío mercántilista que quiere monopolizar el arte en cualquiera de su expresiones, buscando además de postureo, ahorrar dinero y ganar dinero, tiene los días contados, al menos para un sector anónimo de esta sociedad al que nos quitaron el cartón de las gafas y ya podemos ver con claridad por donde van los tiros, en la ciudad del paraiso.

La noche del viernes, Miguel Ángel Ruiz, decano de los diseñadores de esta  bendita tierra, no desfiló, no paseó chicas por la pasarela, no. Hizo un show multimedia, donde una pantalla gigante mostraba imagines de su trayectoria, a la espalda de un escenario en forma de "T" tocaba la guitarra y cantaba acompañado de su grupo, mientras que las chicas desfilaban. Para los puristas, no a lugar. Para los que nos consideramos con la mente abierta, una presentación distinta y rompedora de toda una trayectoria en el mundo de la moda. Rock y Alta Costura,  iban de la mano. Y el diseñador, mostró parte de su personalidad abrazado a esa guitarra.

El desfile fue un concierto de rock, con versiones de grandes como Jimi Hendrix, donde las modelos, lucían con elegancia y complicidad con este multidisciplinar artista, mientras él tocaba la guitarra y cantando por la pasarela. O al contrario.

Rock y moda, en un espacio como la Caja Blanca, lejos del centro, pero en Málaga, ni en calle Larios ni en una terraza, en un espacio abierto a ideas.Se me hizo corto y el final espectacular, todas las modelos bailando la versión Ruiz del grupo The Doobie Brothers, "Tren de largo recorrido" como su trayectoría de más de treinta años en el mundo de la Moda.

La Alta Costura puede ser divertida, las puestas en escenas son fundamentales. Eso junto a la calidad de los diseños son un valor añadido para que un Show, sea un éxito y una puerta abierta para los jóvenes y emergentes diseñadores, puedan asomarse.

Vi el back stage, el ensayo de Little Wind de Hendrix, se pusieron los vellos como escarpias y todavía recuerdo esos acordes de esa bella canción, adornando el paso de las modelos por la pasarela. Esas pasarelas que deben evolucionar y adaptarse a estos tiempos que corren en Málaga, una ciudad abierta al mar y no me cansaré de decir, que tiene muchos artistas, que Picasso será el icono para algunos, pero también donde el deporte local es  el #posturero y el efecto secundario la envidia. La ventana al mundo, Facebook, donde quemamos nuestra vida en la hoguera de las vanidades. ¿es tiempo de echar el freno y cambiar el chip? El futuro necesita un gran beso.

@jcebreros20


domingo, 12 de junio de 2016

"Málaga una ciudad abierta al mar y al radicalismo Islámico"

Málaga, una ciudad abierta al mar. Siempre se ha dicho que una ciudad abierta al mar lleva en sus genes la impronta de la amabilidad y la hospitalidad. En Málaga solemos ser así. Abiertos, amables y hospitalarios y algún adjetivo más que lleva el escudo de la ciudad. Alguno que añadiría y por supuesto, todos los traduciría a varios idiomas, incluido el árabe.

Pero Málaga es despistada y no se entera de lo que va la cosa a fecha de 12 de Junio de 2016, más interesada, por las pasarelas de moda, y por mostrar su lado más vanidoso y superficial que su lado más inteligente: Terrazas, el terraceo, los concursos de belleza, las pasarelas que empiezan o terminan por Fashion, donde invitamos, a personaje como a una paisana, mediática y un poco trasnochada, que a su edad le ha dado por "diseñar" zapatos, en vez de alpargatas para no destrozarse los "juanetes", perdón quise decir Hallus valgus. O lo que es peor, todo un catalogo de chicas y chicos, pidiendo votos por redes sociales. A la vista de unos expertos en redes sociales de la Yihad.

La Málaga catetoide, que le pide autógrafos a una señora o un señor que va con asistente a la Playa de Acacias y se cree la mismísima Olivia de Havilland,  me  dice que libros tiene en su biblioteca o que le preocupa realmente. Ésto es  la Málaga del selfie y el postureo y de la narrativa de la vida propia y ajena en redes sociales, que nada tiene que ver con los títulos de su escudo, que no son un adorno precisamente.

Málaga, la acomplejada y a su vez la del complejo de superioridad, que se chupa el dedo que apunta a la luna y sin reparos, es capaz de convertir una noticia local en internacional, de condenar a una persona o indultarlo, como si fuese Jesús el Rico. La Málaga de tertulias con palillo de dientes en la boca y tercios de San Miguel.

Perdón por haber nombrado a Jesús el Rico, es que hay personas, a las que la Semana Santa le molesta, si pudiesen la quitarían del calendario, por el ruido que supone. Pero no renunciarían al "puentazo" de Semana Santa.

Málaga, una ciudad donde hablar de radicalización de ciertos sectores practicantes del Islam, convirtiendose en Yihadistas, es sinónimo de que te tomen por un lunático o te digan que "eso está muy lejos". En fin. 

Está bien que exista esa Málaga fashion victim, que con su postureo desvíe la atención hacia el glamour y la industria de la moda aquí en esta ciudad. No está mal. Fomenta el consumo, el turismo y le da caché a nuestra ciudad. Pero es muy importante que saber que el vecino que se mudó al piso de estudiantes, ese tan simpático, puede ser una célula yihadista, una bestia que es capaz de inmolarse en plena calle Larios, durante la celebración de una ambiciosa Pasarela de más de 300 metros, si, son capaces de eso y de más. O que tu hija, o tu hermana, pasa horas con el Whatsapp, recibiendo "catequésis" por parte de unos terroristas expertos en Redes Sociales. No todo es "happy" no. Existen problemas en el "subsuelo de la Málaga Cool"

Se trata de estar prevenidos, de estar informados, de estar preparados, ante una amenaza que es real. Que sepamos reaccionar, ahora que estamos en campaña por segunda vez, que sepamos que votar. No nos engañemos con ponernos morados, nos podemos poner rojos si salen partidos seudopacifistas.

Me gustaría que en un futuro, le pongamos otro título más al escudo de Málaga, "la primera en España en lucha contra el Terrorismo".

*Para saber más: http://www.diariosur.es/malaga/201606/12/cara-femenina-yihad-20160612001951.html

@jcebreros20





miércoles, 8 de junio de 2016

"Mi vecino el yihadista"

Llegamos a casa, después de tomar un café en el Soho y hablar del "sexo de los ángeles", que es como hablar de todo y de nada, la cosa era vernos y ponernos al día. Toca uno de los mejores momentos del día, el sillón  relax, el pijama con esa camiseta publicitaria gastada y las alpargatas. El mando a distancia, da la orden pertinente, tras un paseo por la programación,  me detengo atónito ante lo que pensaba que era posible, pero deseaba improbable: ¿habrá atentados? no, la pregunta es ¿cuando?
Tres atentados en París, ciento y pico de muertos y cientos de heridos, muchisimos muy graves. El DAESH, había actuado, con la mayor de la impunidad, violencia y crueldad al grito de guerra de "Alá es grande". El canal 24h de TVE se hace eco de la trágica noticia, y comienza un programa especial, información detallada al momento. La información, la trágica información copa toda una semana. Tertulias improvisadas, saludos en los ascensores "has visto lo de París, vecino" sustituian al clásico "ojú que caló". Y en charlas de barra de bar, se disertaba de las posibles soluciones a este problema, más bien a esta guerra. Soluciones, por qué no decirlo, bastante peregrinas.
El mal llamado Estado Islámico, consiguió sembrar el terror también consiguió la reacción más enérgica de Francia  y una oleada de mensajes por la paz de la sociedad mundial. Y como no, las opiniones más surrealistas de los ultraizquierdistas, disfrazados de pacifistas de ese partido con marcas blancas y varias alcaldias en España, ponían una "puntilla" para hacerse notar.
Pasó una semana,  una semana en la que se suspendieron partidos de futbol de selecciones europeas y se preparaba el derby Madrid-Barcelona, entre una medidas de seguridad fuera de lo común.
Mientras que permanezco atónito frente al televisor, suena el timbre, es mi vecino, Samir, un estudiante que vive de alquiler en el piso de enfrente. Me pide un cargador de movil, el suyo lo ha perdido, le dejo el mio. Samir desde el primer momento, me pareció un buen tipo. Educado, discreto, de madre belga y padre marroquí, moderno y sobre todo amable. Estudia en la Facultad, no sé  el qué, pero tiene unos horarios, que nos hacen coincidir en el ascensor, "buenas tardes", " que tal" y poco más. Era de pocas palabras pero muy educado y discreto.
El cargador, me lo devuelve con un "gracias" con su particular acento. Mientras sigo viendo la televisión y me viene, como a casi todo el mundo, las imagenes del 11M y el 11S. Y las imagenes propagandisticas de las ejecuciones de este grupo terrorista. Porque el mal denominado Estado Islámico no es más que un grupo de fanáticos, un  montón  de locos radicalizados movidos por un sueño, el paraiso y no se cuantas virgenes esperando. Y un cerebro programado para la muerte, que es muy dificil de volver a configurar correctamente. Y un movil, por el cual no se podrían tener en pié: el dinero.
Muchos jóvenes movidos por ésta promesa, son capaces  de radicalizarse, cometer atentados, inmolarse y dejar un reguero de sangre. Las redes sociales son otras de sus armas, las conocen bien y saben como atraer la atención y sobre todo, captar chicas jóvenes, que serán las "esposas" de estos terroristas. Desde estas lineas mando un mensaje, para controlar esas redes sociales, porque cualquiera puede  caer en las redes de DAESH.
Malí fué objeto de un ataque Yihadista, ayer viernes, justo una semana después. En el más lujoso hotel de Bamako, esa ciudad caótica, pero a la que le tengo tanto cariño, volvió a derramarse sangre. Hombres de negocios, pilotos de lineas aereas francesas....personas al fin y al cabo.
Conocí Bamako, me enamore de su gente, viajé en dos ocasiones y hay amigos allí que todavia conservo.
Hoy sabado, me ha comentado una vecina , que a Samir, mi vecino lo había detenido la policía, intentaba cometer un atentado, un cinturón bomba y una mochila. Samir habia sido mi vecino durante 3 años. Era una célula durmiente, una persona prepara para cometer un atentado en cualquier momento.
Y es que no nos damos cuenta que es posible que nuestro enemigo, viva al lado de nosotros, esa es la guerra invisible, el DAESH y todos sus tentáculos.
@jcebreros20 #stopwar

sábado, 28 de mayo de 2016

"En Málaga también hay pelotas, muchos pelotas"

Veo crecer  Málaga, pero no a algunos malagueños, parece que el tiempo no pasase por ellos, no porque se conserven jóvenes, sino porque no evolucionan. Su mayor defecto, es su única arma, ser pelota, muy pelota, extremadamente pelota.


En Málaga el pelota tiene su gracia, su glamour, su móvil con cámara para hacerse fotos con el "peloteado" y la tecla "publicar" de Facebook, siempre dispuesta. Es un guerrillero etiquetando fotos, y un genio de la pantomima y la farsa.


El pelota, es mentiroso, es un actor consumado, es un genio de la interpretación. Toda esa fuerza, la emplea para conseguir sus fines que al igual que el trepa, suele ser beneficiosos, muy beneficiosos, extremadamente beneficiosos para él.

Los ves en política, como desde lo más bajo del escalafón, desde esa pirámide que puede ser la estructura de un partido, siempre destacan unos cuantos que pelotean a los que están en el segundo escalón y así sucesivamente, hasta la punta de la pirámide, siempre te encontrarás, más de uno alrededor del líder, revoloteando como moscas ante una tarta de cumpleaños.

Para describir al pelota en el trabajo, al que puede denominarse también con el término castizo de "lameculos", tendríamos  que hacer un ejercicio de síntesis, para poder describir en este post lo que ese molesto parásito social y laboral es capaz de hacer, para conseguir su propósito, que no es más que gozar de más privilegios del resto de sus compañeros, o lo que viene siendo: "pisar cabezas".

El pelota, es criticón, muy crítico, tanto que es capaz de criticar a cualquiera, para atraer la atención del "peloteado". Disimular, lo que no es disimulable, no es  su fuerte,  porque a un pelota se le ve en Málaga desde la Muralla China, y si metes este término en Google, te sorprenderías. Cuando existe una relación de poder entre el pelota y el peloteado, el riesgo a sufrir ataques de halagos hipócritas, será insufrible.

Volviendo a nuestra bellísima ciudad y saliéndo de la oficina, y adentrándonos en la jungla de la vida social, el pelota, los pelotas, la pelota y las pelotas se multiplican, los que rodean a personajes y personajillos para  hacerse un selfie, los que venden su alma al diablo para estar en privilegiadas atalayas, junto al personaje de turno. Para ser alguien o algo. O una caricatura de si mismos.

Pero creedme, algo que me repugna y me hace tomar omeprazol, es "donde dije digo, digo Diego" en un alarde de cinismo, se contradice, él o ella misma para estar de parte del "peloteado" y permítanme la expresión castiza "lamerculos", para homenajear a los que antaño criticaba. Hablando se entiende la gente y al pelota se le identifica porque por la boca muere el pez, y con un selfíe se presentarán en redes sociales.

@jcebreros20





martes, 24 de mayo de 2016

"Malaguitas en las redes"



Hace  más de quince años, me compré el primer móvil, lo recuerdo: Maxon, con tapa protectora del teclado, con una antena del grosor de un lápiz y servía para eso, para llamar por teléfono, para mandar mensajes de texto y como para trabajar me tenía que desplazar en coche, éste me serviría para sacarme de algún eventual apuro.


Cuando lo llevé a casa, mi madre, que también tiene móvil desde hace unos cuantos años, me dijo: " y para que quieres esa chalaura". Siempre me ha gustado la tecnología y por esa época tuve que hacerle una ampliación de memoria al ordenador de casa, ponerle un modem de 33k y poder conectarme a un Internet a nivel de usuario que todavía andaba a gatas, abrir mi cuenta de correo y navegar donde se podía navegar, porque todo el mundo no se había subido al carro en el que andamos subidos.

Este carro ha ido tuneándose, y lo que antes era inventos de adolescentes con mucha vista de futuro, que estuvieron en el sitio adecuado en el momento justo, se ha convertido en parte de nuestra vida.
,Facebook,  Twitter, Instagram y Whatsapp junto con alguna otra más, son redes sociales imprescidibles en esta segunda década del siglo XXI.

Digo imprescindibles, no vitales. Porque si hacemos una encuesta a pie de calle y hacemos dos preguntas ¿tienes móvil? ¿que aplicaciones tienes instaladas? nos sorprenderá que la primera pregunta sobra, que todo el mundo "habla" por el Whatsapp y que al menos, vamos a poner siete de cada diez, tiene perfil de Facebook.

Esta mañana me he adentrado en la jungla de un centro comercial, todo el mundo llevaba móvil, cuando digo todo el mundo, me hubiese sorprendido si alguien no llevase, desde el adolescente despistado con acné y gafas de pasta hasta la bella mamá con un teléfono de última generación en el bolsillo trasero de sus vaqueros deshilachados. 

En el bus de linea hay dos tendencias, o a hablar a gritos, o a guasatear, un término muy de esta época que puede incluso lesionar las puntas de los dedos, con el golpeteo  contra la pantalla, provocar lesiones a nivel cervical, o aumentar el número de dioptrias, o esas enfermedades del alma como puede ser la presbicia o vista cansada, enfermedades del alma-naque, que se vuelven precoces. Tan precoces como esos nenes a los que esas bellas mamás dejan sus móviles a modo de peluche para entretenerlos, bajo mi opinión, un error. Las nuevas tecnologías hay que saberlas usar. 

Un buen día hace unos seis años, no se ni como ni por qué me cree mi perfil de Facebook, poco a poco se lo fueron creando hasta los más escépticos, hasta aquellos que decían: "yo si, jaja". Aquellos que menos  te esperas se han subido al carro de "Caralibro" y los conoces por lo que escriben y por las fotos que cuelgan. Es un término al que se le ha llamado "postureo". Todos los hemos practicado alguna vez, pero otros son consumados maestros y maestras. Dime de que presumes.....

Que Dios me libre de decir que las redes sociales son malas, lo que desde estas lineas quiero criticar es el abuso de estas redes. 

Centremos en Málaga capital, donde vivimos,  te etiquetan en una foto una persona a la que no has visto en tu vida, para que le des "like" otro término, porque ha presentado en un concurso una foto y el primer premio se lo dan al que más "like" consiga. Osea que ese jurado virtual, es objetivo y riguroso y además lleno de reputados expertos. Vaya forma de engañar y de publicitarse.

Se ha perdido el por favor: "Vótame", imperativo, "estoy concursando para ser la chica "Silicona Beach". 

Muchas veces, se cuelgan fotos, que están trabajadas, y solamente nos limitamos a decir: "que guapos estáis" y detrás un montón de "emoticons" este término es más antiguo y viene de la primera generación de chats, y como su propio nombre indica, servían para expresar emociones con dos caracteres.

Nos encantan los Memes, si esas fotos que andan por Internet, que te puedes descargar con la frases que quieras, la del ".....y lo sabes" de Julio Iglesias, los hay muy ingeniosos y los hay, que se nota que está muy aburridos.
Otro fenómeno del que me he dado cuenta es, que desde que nacieron las redes sociales estamos estudiando Filosofía con las fotitos y las frasesitas de autores, que antes ni conocíamos.

Pero si algo ha revolucionado nuestra vida, es que puede ser retransmitida en directo por varios canales, Twitter, Facebook e Instagram. Las fotos con el perrito o el gatito, la foto con el chuletón que te vas a comer, probándote el bikini en el Primark, lo que te ha pasado ese día, si has aprobado el carnet de conducir con su correspondiente fotito , si te has casado, que has hecho en la luna de miel, si has parido, si te has lesionado, si te vas de copas, si estás debajo de un varal en Semana Santa. Gracias al "selfie" que viene a ser un método de diagnóstico de una epidemia de postureo.

Nunca me  escuchareis decir mal de las redes sociales, pero cuando me doy una vuelta por redes, cuelgo mis cositas, como este post, y veo como anda la gente en Facebook  me acuerdo de una película que quiero recomendar desde aquí, seguro que en You Tube la encontráis: "El Show de Truman", seguro que en algún momento os sentiréis identificados.

Bueno toca hacerse un selfie y colgarlo en las redes, he logrado llegar hasta Vicki Martín Berrocal que curiosamente estaba buscando ropa en Primark, o con Antonio Banderas, eso subirá los likes, el ego y las envidias de muchos y más en Málaga, donde el deporte local es la envidia. Ay Dios mio, lo que era y lo que es una red social. 

@jcebreros20